El apellido de los Saharauis

Durante los meses de mayo y junio comienza el habitual ir y venir en las Federaciones y Asociaciones de Ayuda al Pueblo Saharaui, el motivo, la llegada desde los campamentos  de los listados que contienen los nombres de esos niños y niñas a los que se les ha concedido un pequeño indulto de dos meses; un indulto que les permite alejarse  del foco incandescente y tozudo de la Hamada de Tinduf (desierto pedregoso).
Los elegidos cuentan los días que faltan para emprender ese viaje de ilusión, esperanza y reencuentros, pero sin olvidar por un momento, lo que hoy por hoy es su hogar y el lugar donde inevitablemente habitan sus recuerdos; tienen nombre de ciudades como: Smara, El Aaiún, Ausserd ó Dajla, pero son campamentos para refugiados.
En las asociaciones, los encargados del programa “Vacances en Pau” están viviendo los momentos de mayor trabajo y satisfacción, una satisfacción que aparece reflejada en los ojos de las familias que han decidido materializar su solidaridad con la acogida de un niño/a saharaui. Porque la emoción en este tipo de solidaridad  se amplifica cuando le ponemos nombre y mucho más, cuando también le colocamos un rostro.
A las familias que acogen a uno de estos niños por primera vez, les suele invadir una mezcla de incertidumbre e ilusión y como no, algún que otro vértigo incontrolado, pero todo se extingue cuando se tiene frente a frente al Brahim o Minetu de turno.
El conocimiento de la llegada de estos listados también dispara otra actividad; la llamada nerviosa  de las familias, que habiendo pasado por la experiencia de un verano solidario y muy activo, quieren saber si el/la causante de tantas emociones está incluido en esos trozos de papel; la confirmación los tranquiliza.
Pero son  los responsables del programa “Vacances en Pau” los que se sumergen en un mar de nombres que para nada son fáciles de pronunciar y mucho menos escribir, solo hay algo que les facilita mucho su labor y es el hecho de que todos tienen el mismo apellido; REFUGIADO. 
¡Ojala que muy pronto, los saharauis puedan cambiarse el apellido!
Juanvi Luz.
Vicepresidente de Al-Amal  ONG de Ayuda al Pueblo Saharaui en Valencia

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *